El Hospital San Juan de Dios acoge a varias familias desplazadas por la guerra en Ucrania

Varias familias desplazadas por el conflicto conviven ya en las instalaciones del Hospital San Juan de Dios de Sevilla.

La Orden Hospitalaria en Sevilla ya ha comenzado la acogida de familias desplazadas por el conflicto en Ucrania

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ya ha comenzado la acogida de personas desplazadas que huyen de la guerra de Ucrania en sus centros de Andalucía en coordinación con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Esta Institución, de carácter internacional y sin ánimo de lucro, ha puesto a disposición un total de 109 plazas en Andalucía con la intención de acoger a estas familias y facilitarles un hogar digno hasta que cese el conflicto con Rusia y puedan regresar a su país.

Así lo ha afirmado la directora territorial de San Juan de Dios en Andalucía, María José Daza, quien ha explicado que la oferta de plazas para la acogida se ha diversificado en tres provincias andaluzas: 50 en Granada, 24 en Cádiz y 35 en Sevilla. Desde hace semanas, la Orden de San Juan de Dios está realizando adecuaciones en sus instalaciones para adaptarlas a las necesidades de estas personas. “Se trata de un ejercicio de acogida, algo que forma parte del ADN de esta Institución, sobre todo si hablamos de la acogida de personas y familias que atraviesan situaciones complicadas, de vulnerabilidad. Abandonar tu casa, dejar atrás tu país, a parte de sus familias, debe ser una experiencia devastadora. Por eso, nuestra intención es acogerles con calidez e intentar que, mientras estén con nosotros sientan que, aunque estén a miles de kilómetros del suyo, aquí tienen un hogar”, ha explicado Daza.

Las primeras familias acogidas por San Juan de Dios a partir del 9 de mayo se han instalado en el edificio de los Servicios Sociales San Juan de Dios de Sevilla, cerca de las Setas de la Encarnación, y en la casa de acogida de Chipiona (Cádiz). A su llegada, se vivieron momentos de gran emoción, ya que se trata de personas que llevan soportando situaciones de estrés e incertidumbre continuadas. La coordinadora de San Juan de Dios para este programa en los centros de Sevilla, Rocío Quijada, ha explicado que “son personas que han llegado a un país desconocido, para la mayoría de ellos, con otro idioma y que desconocían dónde y cómo se instalarían aquí en España. Todo ello sumado a la angustia de tener a muchos familiares en el lugar del conflicto se deja ver en sus rostros. De las primeras solicitudes que nos hacen a través de los traductores está la de conocer si disponemos de WIFI en nuestros centros, porque tienen una necesidad imperiosa de comunicarse con los suyos, de verles a través de una videollamada. La vulnerabilidad tiene muchas caras, y esta es una de ellas”.

Posteriormente, han ido llegando más familias ucranias al Hospital San Juan de Dios de Sevilla, en Nervión, y a la casa de los Hermanos en Calahonda, Granada.

La Orden ha llevado a cabo trabajos de reforma y adecuación en todos estos edificios donde están siendo instaladas estas familias para adaptar estancias amplias y convertirlas en zonas comunes como salones, comedores, aulas, espacios destinados a lavandería, consignas, zonas de juegos para los pequeños y zonas de estudio. Además, se ha llevado a cabo también la adecuación del mobiliario para adaptar las habitaciones en función de las necesidades familiares.

Atención integral en cada acogida

Estas familias procedentes de Ucrania no solo necesitan un lugar en el que instalarse, sino que, al estar desplazados en un país extranjero, desconocido para la gran mayoría, requieren de una atención individualizada e integral.

Por ello, desde los centros de San Juan de Dios y en consonancia con los requerimientos establecidos por el Ministerio de Migraciones, estas familias tendrán también la atención de trabajadores sociales, integradores sociales y personal de administración, además de traductores, para poder llevar a cabo todos los trámites pertinentes en relación a su desplazamiento temporal y acogida de emergencia.

Desde la coordinación de San Juan de Dios para estos programas de acogida de emergencia a Ucrania subrayan la importancia de fomentar la colaboración con el tejido asociativo, instituciones, entidades y los distintos agentes sociales de la zona, con el objetivo de procurarles espacios de esparcimiento a estas familias y de facilitar su integración en la sociedad.

Este programa tiene como objetivo conseguir el bienestar de las personas acogidas y su integración social. Durante el periodo que dure esta acogida recibirán clases de español y los menores serán escolarizados. Además, a través de los equipos multidisciplinares, recibirán atención psicológica, formación y apoyo laboral.

San Juan de Dios lleva a cabo esta acogida en centros de toda España

Debido a la emergencia humanitaria que ha supuesto la guerra en Ucrania, los centros de San Juan de Dios a nivel nacional han puesto a disposición de las autoridades 350 plazas para personas refugiadas que huyen de la guerra en Ucrania.

Programa Protección Internacional (PPI)

Además, desde el año 2017, la Orden mantiene el Programa Protección Internacional (PPI), a través del que ha acogido a más de 1.100 personas de al menos 33 nacionalidades diferentes. En el marco de este Programa, que ofrecía 185 plazas, la Orden ha ampliado en 73 el número de plazas destinadas a para personas desplazadas por la guerra en Ucrania.

Este programa se lleva a cabo en coordinación con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en los centros de San Juan de Dios de Ciempozuelos (Madrid), León y Manresa, en los que se acoge principalmente a familias y personas vulnerables, ya que incluye personas con discapacidad, trastorno mental, mayores o enfermas.

Tiene una duración de 18 meses y se estructura en dos fases: una primera de acogida temporal y la segunda de preparación para la autonomía. Por ello, cuenta con un equipo multidisciplinar que ayuda a cada persona adulta acogida en el diseño de su itinerario, que está completamente personalizado a sus características y necesidades, incluyendo el objetivo de alcanzar la inserción socio-laboral. En el caso de los menores se les facilita la escolarización para que continúen con su educación curricular.

Material sanitario, alimentos y recaudación de fondos

La Campaña “Emergencia en Ucrania”, puesta en marcha el 4 de marzo por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios a nivel internacional, y coordinada por Juan Ciudad ONGD en España, incluye diferentes líneas de acción para cubrir las necesidades básicas, sanitarias y de alojamiento de las personas refugiadas en los 15 centros sociales y hospitales de San Juan de Dios repartidos entre Ucrania y Polonia, donde se atiende a cientos de desplazados por el conflicto, la inmensa mayoría mujeres y niños.

Desde entonces se han recaudado cerca de 300.000€ y 27 palés de alimentos, productos infantiles y material sanitario que se destina íntegramente a los centros de Ucrania y Polonia. El pasado 26 de abril salió el primer contenedor con 5.000 kilos de ayuda, y en los próximos días se enviará el resto.

Esta campaña sigue abierta porque se espera que la situación se prolongará en el tiempo. Más información: https://www.juanciudad.org/